La MEJOR foto del Muelle de las Almas

La MEJOR foto del Muelle de las Almas

Conocido a veces como “El Muelle de las Almas” o “El Muelle de las Ánimas”, en realidad llamado El Muelle del Alma, según aparece en el título de la historia del Muelle, es un lugar que se encuentra en Cucao, en la Isla Grande de Chiloe.

Es normal que los visitantes quieran ira  ver el bello muelle y por supuesto maravillarse de la espectacular vista que ahí se aprecia. Justamente por su fama, y por la belleza del lugar es que a veces se deben esperar horas al sol para poder estar uno o dos minutos y tomar una fotografía al bello paisaje. Muchas veces los visitantes terminan todos con una fotografía similar, parecido a lo que sucede en la torre de pisa o en la esfinge de giza. Pero Cristhian Zavala hizo algo diferente, no tomó la fotografía del mar, sino que apuntó su cámara a todos los que allí esperaban su turno para disfrutar del muelle, cambiando el ánimo, tal vez de aburrimiento y desgano, en una ocasión feliz y una oportunidad única de la cual todos fueron parte.

“Al pasar las 16:00hrs en pleno sol y un aire muy agitado el ambiente no era tan agradable entre los viajeros, aún así todos están ahí para una sola cosa, la majestuosa vista del muelle, algo que valió la pena esperar, justo antes de que pasara a tomarme la foto, se me ocurrió tomar el palo selfie, y ver el otro lado del muelle, nadie de los que había visto tomarse la foto lo había hecho, simplemente levanté la cámara y con una sonrisa saludé y las demás personas saludaron entusiasmados y esperanzados de que llegaría su turno”

– Cristhian Zabala

No debemos olvidar que el verdadero espíritu de la carretera austral es disfrutar, es la hermandad que muchas veces se produce con personas desconocidas, es maravillarse no solo de los lugares, sino también del compañerismo que nos damos unos a otros.

Un homenaje de la escultura a la tradición oral de Chiloe

Cuentan los antiguos que cuando, una persona muere, su alma debe viajar a los acantilados de Punta Pirulil y llamar al balsero Tompilkawo, quien lo trasladará en su bote blanco de espuma hacia el horizonte y el cielo. No sin antes estar esa alma preparada y tener lindas Llanka, que cobrará el balsero como pasaje…

…”En la cosmogonía pre-cristinana mapuche, existe un ánima universal, Pu-am, donde concurren las ánimas de todos los seres vivientes, animales y vegetales. Cuando un ser humano viene concebido, entonces desde el Pu-am se desprende una singular ánima, Am, la cual es parte de ese ser, hasta su muerte. Cuando el hombre o mujer muere, el Am sale de su cuerpo y se convierte en Pillu, un estado durante el cual el ánima no quiere alejarse de los lugares familiares; Sin embargo el estado de Pillu es muy peligroso, pues en ese estado el ánima puede ser atrapada por los Kalku y por los Wekufes. Cuando finalmente el Pillu se aleja de los lugares donde vivió, tiene que alcanzar la isla Ngulchenaywe, donde se convierte en Alwe. En este estado, el ánima ya no puede ser atrapada por nadie; y así puede volver a los lugares familiares para ayudar a parientes y descendientes. Cuando pasa el tiempo y ya nadie se acuerda del muerto, entonces el Alwe se disuelve en el Pu-am y vuelve a ser parte del ánima universal…”

Antes del terremoto y tsunami del 22 de mayo de 1960 existían los acantilados de Punta Pirulil, frente a las loberias, unas cavernas que mediante el constante golpear de las olas del mar, generaban abundantes bloques de espuma blanca que muchas veces salían a mar abierto con formas similares a un botecito blanco. Ahí es donde se decía que iba el balsero Tempilkawe llevando las almas de los que habían llegado a pedir su traslado al mas allá.

Las Llanca “Lindas piedras de colores”, que en mapudungun significa “Joya”, están incorporadas en la obra en alusión al mito universal sobre el Balseo de las ánimas, en especial a la visión mapuche que cuenta que el pasaje que cobra Tempilkawe es una sagrada piedra de color.

Autor: Marcelo Orellana Rivera, “Chomono”. Escultor.
chumainen@gmail.com

Año de construcción: 2007 con aportes de Fondart Rregional 2005
capacidad máxima 7 personas

Foto por: Adolfo Merino

Foto por: Adolfo Merino

¿y tú? ¿ya conociste el Muelle del Alma?