tiara la carretera austral

[Entrevista] Viajando SOLA desde Santiago a Ushuaia

A veces una decisión lo cambia todo, tu forma de ver las cosas e incluso la forma en que vives tu vida, como se dice. Tiara nació en Lima y estudió diseño gráfico, siempre le interesó hacer pequeños viajes, y el primero de todos fue justo al día siguiente de terminar su carrera. Se animó a acompañar a una amiga chilena a recorrer Perú, llegaron hasta Cuzco y por supuesto conocieron Machu Pichu. Luego de eso, todo fue diferente, ya no podía dejar de viajar. A continuación hizo un viaje de 5 meses por Ecuador y Colombia. Tiara ya lleva dos años viajando y trabajando de forma freelance en diseño gráfico. Te invitamos a conocer su paso por la Carretera Austral cuando decidió viajar sola desde Santiago a Ushuaia mochileando y haciendo dedo.

La felicidad que me produce viajar es única, siempre sentí que me faltaba algo, buscaba siempre la libertad pero no sabia como lograrlo, era un mundo nuevo para mi y que ganas de descubrirlo, voy dos años viajando constantemente y antes de terminar un viaje ya ando planeando el otro, es algo inexplicable. En Lima trabajo en una imprenta y también realizo trabajos freelance de diseño gráfico, mientras viajaba descubrí que tenia dos pasiones: escribir y fotografiar, así que abrí un blog de viajes para contar mis viajes a otras mujeres que también quieren viajar y no saben planearlo o hay mucho miedo de por medio. Me encanta compartir mi viaje en instagram, siento que las personas viajan conmigo y se inspiran“, nos cuenta.

La Carretera Austral

Ya estando en Cuzco escuchaba a los demás viajeros narrar sus historias sobre la carretera austral, las maravillas de sus paisajes y la belleza de la ruta, como muchos de nosotros, se enamoró antes de verla realmente, solo por fotos y escuchando a los demás, “Cuando estaba en mi primer viaje en Cuzco escuchaba contar sus historias sobre la Patagonia a otros viajeros, y especialmente sobre la belleza de la carretera Austral, me mostraron fotos y nunca había visto unos paisajes así, simplemente eran únicos.
Luego escuchaba sobre el viento en la Patagonia, el frío que hacia y lo difícil que era cruzarla, así que siempre estuvo en mi mente planear un viaje hacia allá, luego mi mamá se mudó a Santiago a trabajar y era la oportunidad perfecta, fui a Chile a pasar Navidad con ella y luego inicie mi viaje desde Santiago hasta Ushuaia“.

No sentir miedo no es el secreto, sino que a pesar de ese miedo, que también es útil porque te ayuda a ser cuidadoso, la gracia es vencer ese miedo y atreverse de igual manera, “Siempre digo que tener miedo no es malo, yo tuve miedo en todo el viaje, el reto fue vencerlo en el camino, para la mayoría de personas una mujer es más vulnerable al peligro y en cierto punto tienen razón pero también son más vulnerables a la solidaridad, cuando ven a una mujer viajando sola siento que desean protegerla y ayudarla. Todo el viaje lo hice a dedo y en ningún momento me sentí en peligro, fue todo lo contrario, hasta me han invitado a sus casas, y esas experiencias son las que hacen mágico tu viaje, el peligro está en todos lados, pero el miedo no debe destruir tus sueños

Es cierto que muchos viajan para llegar a algún lugar y en ese lugar disfrutar de lo que ofrece el destino, pero como dice Tiara, en la carretera austral el disfrute no está en llegar al final, sino mas bien en recorrerla, “Viajar por la carretera Austral es un viaje diferente, normalmente uno viaja a un lugar para ver algo maravilloso ahí y no hacemos mucho caso al camino que hacemos hasta allá, pero en la carretera Austral me pasó lo contrario, me enamore de los paisajes que encontré en la carretera y de las personas con quien compartía mientras apreciaba los paisajes maravillosos”

Los rigores de la patagonia, el ejercicio de la paciencia y viajar sola

Esperar a que alguien te lleve en auto, esperar a saber si va a llover o no, esperar a saber si la lluvia se va a detener o no, la duda de saber si la carpa que llevas aguantará el viento o no. A veces hay muchas dudas, y pocas certezas, salvo que uno ya está ahí y tiene que afrontar lo que venga y muchas veces simplemente armarse de paciencia, “A veces siento que he tenido mucha suerte en este viaje, en todo momento me ha tocado un excelente clima, quizás ese era mi mayor miedo ya que no estaba muy preparada para un clima de la Patagonia y todo el viaje lo tuve que hacer en carpa, el dedo me funcionó muy rápido hasta Cochrane, en esa ciudad me quedé dos días intentando hacer dedo para salir hacia Caleta Tortel, nadie me llevaba y la paciencia me traicionó, al final tuve que tomar un bus hasta allá, fue el único bus que tomé en el viaje y una decisión de la que me arrepentí, aprendí que en cualquier lugar es posible lograr que te lleven, solo se necesita mucha paciencia y no darse por vencido, recorrer la Carretera Austral a dedo debería ser obligatorio jaja. Me sentí muy cómoda y sorprendida haciendo dedo en este viaje, las personas que me subían a su auto ya estaban muy acostumbradas a levantar mochileros, muchos me contaban que incluso buscaban mochileros para subir y así conversar en el viaje.
Siento que estamos llegando a una época en que ya no es tanta locura intentar hacer dedo sola, las personas tienen mucha curiosidad de escuchar tus historias, encontré muchas mujeres que viajan sola en auto, ellas me decían lo valiente que era y que tenia que lograr mi meta de llegar a Ushuaia, si no fuera por las personas que me llevaron nunca lo hubiera logrado”.

Lo que sucede al final

¿Qué pasa cuando luego de una tremenda distancia el viaje de pronto termina? pues que… “Hay cosas que es imposible explicar, al llegar a Ushuaia tuve sentimientos encontrados, fue una felicidad que pocas veces he tenido, recorrer mas de 3300 km a dedo y carpa fue muy difícil, sentí un gran alivio al llegar y poder decir: ¡lo logré! Fue un momento increíble, luego me sentí triste porque el viaje había terminado y porque no tuve buenas experiencias al llegar allá, pero estaba en el fin del mundo !!
La ciudad de Ushuaia quedó en segundo plano cuando recordé todo el camino y las experiencias espectaculares que viví para llegar allá”.

En cada viaje uno aprende algo, sobre todo cuando tratas de vencer tus miedos y finalmente lo logras, es un conocimiento que no se puede obtener de ninguna otra manera , mas que simplemente, dando el primer paso y no detenerse hasta el final, “Coleccionar experiencias me hace muy feliz, siento que este viaje fue muy diferente, dejar la comodidad y llenarme de paciencia hizo que este viaje sea único, nunca pensé que lo podría lograr, fue un reto para mi, siempre pensé que necesitaba demasiado dinero para recorrer la Patagonia, todo el mundo me lo decía, me llenaban de miedo y tenia que romper esos pensamientos y demostrar que se puede lograr con bajo presupuesto, que no necesitas la mejor ropa de marca para ir, ni que es peligroso recorrerlo sola, si yo pude los demás también pueden lograrlo, solo depende de cada persona y si tienes mucho miedo pues viaja con el miedo, uno siempre deja de tener miedo a algo pero aprende a tener miedo a otra cosa, es un circulo vicioso. La Aventura y la Adrenalina es el espíritu de la Carretera Austral, nunca dejas de sorprenderte de los paisajes y te inspiras de las historias de otros viajeros, La Austral es tan mágica que nunca terminarías de conocerlo por completo y esto lo pongo de excusa para regresar, tengo en mente de recorrerla nuevamente pero en bicicleta, he visto muchos que lo lograron y si ellos pudieron porque yo no? Pero eso es otro viaje”.

Conoce mucho mas de los viajes de Tiara en sus redes y motívate tu también a luchar contra tus miedos.

¡¡Viajar es ser libre!!

Mi blog de viajes es http://costumbremochilera.com
Mi instagram: https://www.instagram.com/costumbremochilera/

¿Y tú? ¿Viajarías sola?

Tags: No tags

Leave a Comment